Tiempos Recios – Reseña 

Leyendo “Tiempos Recios” tuve la sensación de que tenía razón Mario Vargas Llosa al decir que escribir esta novela le generaba cierta inseguridad. Leyendo como guatemalteco se me iban filtrando ciertos desajustes en lo largo de la novela.

Por otro lado, él mismo lo comenta en entrevista que lo ha sorprendido la historia de Guatemala y lo muchísimo que ha aprendido de Centro América al hacer su “investigación” de campo para escribir “Tiempos Recios”. Como nota adicional, casi toda la gente del sur Latinoamericano con la que yo he podido conversar sobre Centroamérica, y aquí incluyo también a México, que es Centro América y Norte América a la vez, casi no se enteran de lo que ha ocurrido en la última mitad del Siglo XX, razón por la cual no sorprende que haya desajustes y con visión minimal, por no decir escueta.

En todo caso, la novela es muy recomendable, de lectura fluída y con muchos adornos lingüísticos. La transposición de escenas y voces es un arte que Vargas Llosa maneja con excelencia. Quitándole los desajustes y poniendo poco caso a las opiniones alucinógenas del octogenario, la novela es muy rica. No es nuevo que Vargas Llosa levante polvo, porque es un muy buen polemista, pero por ratos da la sensación que piensa a la gente como torpe, y que él es la luz del mundo.

La visión de conjunto del escritor y pensador es liberal en un sentido clásico, es decir, la razón como materia iniciática de la altura humana, además que conserva y defiende casi todos los aspectos de la vida y la política que se corresponden al grupo social al que ha escalado, no sin mérito. Por eso hay que tomar a Vargas Llosa como una ficción en sí misma, y no como un guía espiritual o intelectual, porque entre sus polémicas pendulares, da la sensación que él mismo está jugando “a ver qué sale”, y lo digo, en mucho, pensando en esta novela que comento de manera muy breve y sin ninguna pretensión técnica ni literaria, sino como un acercamiento a un tema de alto impacto que me ha movido y determinado desde siempre por ser originario de Guatemala.

No suscribo con Llosa en un alto porcentaje de lo que dice, y quizá por eso me culpé de sospechar de él en esta novela. Buscando nuevas opiniones y con algo que tengo en mi archivo he ido rearmando las ideas en torno a esta novela y para no dar más tela que cortar, les comento que hay una serie documental, que es una especie de apología izquierdista de Árbenz y su maltratada vida, en donde hay información valiosísima.

jacobo-arbenz-7-festivales-2019_orig
Arbenz – Trilogía Documental

Además les recomiendo visitar la revista Gazeta, donde hay un trabajo de carácter académico bastante bien articulado, que quizá explique el porqué se me saltaron las alarmas.

logo

[Articulos sobre Tiempos Recios en Gazeta]